Comparte en:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

La importancia de la confianza en tiempos de fragilidad

Claudio Parada
3 minutos

El estallido social y la pandemia han hecho visible que el destino de la sociedad es desconocido, o más bien, nos recuerda que nunca hemos tenido certeza con respecto a cómo será el futuro. Ninguno de nosotros pudo avizorar que estos hechos ocurrirían, menos aún presumir el desenlace  que tendrían estos acontecimientos en nuestras vidas. Muchos de los aprendizajes en los últimos años han pasado por haber reconocido que la innovación es necesaria e inevitable, lo que nos ha llevado a considerar posibilidades antes no observadas. Es en este contexto en que surge el interés por el término BANI (que busca actualizar la descripción del momento en que nos encontramos como sociedad)  y su relación con el concepto de confianza, que representa una gran herramienta para las organizaciones en medio de todo este panorama de incertidumbre.

Hacia finales de la década de los 80’, tras la Guerra Fría, se describió la condición del mundo bajo las siglas en inglés VUCA: volátil, incierto, complejo y ambiguo. Sin embargo, esta teoría que reinó durante cuatro décadas parece haber llegado a su fin tras la crisis sanitaria producida por el COVID 19 (además del momento de caos político y de desastre climático). Ahora se habla, bajo el acrónimo BANI, de un mundo frágil, que genera ansiedad, no lineal e incomprensible. Es decir, pasamos de un mundo complejo y ambiguo a un mundo caótico. Una de las dimensiones que contempla el acrónimo BANI es la ansiedad, que puede ser definida como un estado de agitación, inquietud y zozobra del ánimo. El elevado nivel de incertidumbre e inseguridad al que estamos expuestos diariamente provoca que vivamos con mayor ansiedad, lo que demanda adquirir herramientas como: atención plena, autoconciencia, introspección, empatía, desconexión y confianza (Hierro, 2020).

Una de las herramientas para hacer frente a este nuevo escenario de incertidumbre en que se encuentra el mundo es la confianza. Para el sociólogo alemán Niklas Luhmann (1996), la confianza es un mecanismo reductor de complejidad que permite ofrecer seguridades presentes a planificaciones y orientaciones dirigidas al futuro. En Dinámicas Humanas, a la hora de trabajar la confianza en organizaciones y equipos de trabajo, sostenemos que esta consta de cuatro pilares (sinceridad, competencias, credibilidad e involucramiento) y que siempre supone un juicio sobre el futuro, por lo tanto, constituye la emoción básica para coordinar acciones con otros. Pensemos entonces cómo bajo contextos cada vez más cambiantes e impredecibles podremos navegar si desconfiamos, por ejemplo, de las competencias y la credibilidad de nuestros colegas o de otras áreas ¿Qué posibilidad de coordinación  tendremos cuando nos invada la ansiedad ante los constantes desafíos en que nos instala un escenario caótico?, ¿Podremos avanzar en la toma de decisiones oportunas y la generación de acuerdos duraderos en medio de la incertidumbre e inseguridad si no confiamos entre nosotros?

La pandemia obligó a muchas organizaciones a implementar el teletrabajo, desafiando a los líderes de los equipos a confiar en el desempeño y compromiso de sus personas. En organizaciones en que se otorgó confianza, se amplió el margen de acción  de los colaboradores, contribuyó a la coordinación efectiva y permitió mayor autonomía y agilidad en la toma de decisiones. Por el contrario, en organizaciones en que primó la desconfianza, el desgaste físico y emocional que produjo la pandemia se multiplicó al confluir la ansiedad con la incertidumbre.

Sin duda la confianza es muy importante y significa una gran herramienta para hacer frente a lo único que sabemos acerca del futuro: que no sabemos cómo será. La invitación es a hacer consciente el momento BANI por el que atraviesa el mundo y a trabajar en las organizaciones y equipos de trabajo la confianza, conectándonos con las acciones que nos han servido en los últimos años para cuidarla y desarrollarla de manera efectiva.

Fuentes:

– Hierro, B. (14 de mayo de 2020). Adiós tiempo del VUCA, bienvenido BANI. Quint. https://www.quintgroup.com/es-es/insights/adios-vuca-bienvenido-bani/

– Luhmann, N. (1996). Confianza. México D.F.: Editorial Anthropos – Universidad Iberoamericana.