Comparte en:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Onboarding: 5 recomendaciones para aplicarlo en modalidad híbrida

Equipo Dinámicas Humanas
2 minutos

En 2021 será común ver que muchas oficinas mantengan el trabajo a distancia. Es por esto que, ingresar a una empresa y compartir un café con los nuevos compañeros por el momento será poco probable. El formato híbrido invita a los departamentos de recursos humanos a ser más creativos para lograr transmitir la cultura de una organización, y generar vínculos desde el inicio con los nuevos profesionales, proceso conocido como onboarding.

Frente a este escenario, los empleadores pasarán de gestionar la experiencia del colaborador en la compañía a gestionar la experiencia de vida de los trabajadores desde que pongan “un pie virtual” en la empresa. En ese sentido,el proceso de onboarding será fundamental.

Por eso, queremos compartir contigo:

5 recomendaciones para realizar un onboarding exitoso en realidad híbrida

Primeros pasos

Anticiparse al ingreso con empatía. Mientras la pandemia continúe, muchas de las entrevistas y reuniones que se realicen se mantendrán a distancia. Cuando el colaborador sea seleccionado debemos informarle cuáles son las herramientas digitales utilizadas por la empresa, como Zoom, Google Meet, Microsoft Teams, entre otras. Será fundamental que destaquen los liderazgos empáticos capacesde comprender cuál es la realidad doméstica de la persona para apoyar su integración. Transmitir ese conocimiento aportará en generar confianza y establecer vínculos desde el primer momento con el nuevo trabajador.

Reforzar la flexibilidad y agregar el factor tiempo. Si bien permitir que los empleados trabajen de forma remota se convirtió en algo común a lo largo de 2020, es importante dejar en claro algunos puntos como horario laboral, respeto por las vacaciones, término de la jornada  y tiempos de break, todo en pos de cuidar la salud mental del nuevo colaborador y de toda la organización.

Tu cultura, tu carta de presentación. Asegúrate que, al ingresar una nueva persona, las presentaciones más importantes sean agendadas individualmente y que en cada una de esos encuentros esté presente el relato más inspirador de la compañía, su propósito. Es buen complemento realizar una actividad lúdica con todas las personas nuevas para que puedan conocerse y compartir experiencia y aprendizajes enfocados en ¿Cómo es ingresar a una organización en una realidad híbrida?

Etapa de acompañamiento

Seguimiento virtual. Mantener un trabajo coordinado será clave, por lo que te sugerimos que ante la llegada de un nuevo colaborador es fundamental establecer calendarios que sean visibles para el resto del equipo. De esta manera, se puede medir y monitorear su avance y el equipo sabrá cuál es la “ruta de aprendizaje” de esta persona nueva que viene a aportar valor.

La importancia de un mentor. Designa un guía o ‘Pepe Grillo’ que pueda acompañar en el proceso de inserción para resolver dudas e inquietudes. Este no necesariamente tiene que ser alguien que ocupe algún puesto de jefatura. La idea es que el nuevo trabajador sienta que es un proceso de apadrinamiento más que una supervisión. En caso de existir dudas, estas pueden aclararse en una videollamada para no perder la esencia del ambiente de oficina.