Comparte en:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Veo veo, lo que tú no ves

Claudio Parada
2 minutos

¿Por qué en ocasiones las personas ante un mismo hecho observan cosas distintas?, ¿Cómo es posible que frente a ciertas circunstancias los demás no vean lo que para mí es evidente? Un ejemplo sencillo puede ilustrar estas preguntas: pensemos en alguien que después de ser atendido en una tienda del retail, se retira rápidamente sin decir nada a un vendedor que ha tenido muchos cuidados en la atención. Este hecho puede representar para el cliente una acción inobservada, simplemente actuó. No obstante, una persona que observa esta situación, como puede ser el caso del vendedor de la tienda, podría comentar a su compañero de trabajo que el cliente fue poco gentil al no despedirse o agradecer su cálida atención. Ahora bien, su compañero de trabajo podría sostener, a diferencia de él, que se trata de un cliente que está apurado por alguna urgencia y que en ningún caso buscó ser descortés.

¿Qué explica entonces que estemos frente a dos observaciones distintas? Desde la teoría de sistemas, la respuesta está en que cada observador ocupa distintos esquemas de distinción para observar la realidad, es decir, cada uno hace uso de distinciones que le permiten configurar lo observado como distinto de su fondo, separando lo perteneciente de lo no perteneciente (Rodríguez, 2018). Cuando una persona hace una observación de un observador observando, como es el caso del compañero de trabajo del vendedor, estamos frente a una observación de segundo orden. Por supuesto, para el vendedor, la observación de segundo orden de su colega constituía uno de sus puntos ciegos, no era lo que él distinguió al observar. En definitiva, otros pueden ver lo que para mí es invisible y viceversa, uno puede ver lo que para otros no es transparente.

Una de las implicancias y maravillas de hacer consciente todo esto es que podemos, a través de la comunicación con otros, enriquecer nuestra mirada acerca de la realidad. Se me ocurren preguntas como las siguientes y que pueden servirnos en el contexto laboral ¿Qué ves tú acerca de lo que te estoy comentando de este proyecto, decisión, desafío o idea?, ¿Crees que está quedando algo fuera de esta conversación y que podría contribuir al logro de nuestros propósitos?, ¿Qué mirada de algún área, cargo o persona está quedando fuera y podría aportar a lo que estamos haciendo? Probablemente algunas de estas preguntas nos generan quiebres con la forma habitual y transparente en que observamos las situaciones a las que nos vemos enfrentados en el día a día, es justamente en esos quiebres en que se abren las posibilidades de poder enriquecer, complejizar o robustecer nuestras ideas o proyectos. La invitación es a tomar consciencia de que la realidad se construye por medio de distintos puntos de vista y celebrar que esto sea así, ¿Se imaginan cómo sería un mundo donde todos viéramos y juzgaramos exactamente de la misma forma las cosas? ¡Aprovechemos los lentes que tienen los otros y compartamos los nuestros a los demás!

Fuentes:

-Rodríguez, D. (2018). Gestión Organizacional, elementos para su estudio. Santiago de Chile: Ediciones UC