Comparte en:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Inspiración versus desmotivación

Pablo Fuenzalida
2 minutos

El Mercurio de Antofagasta | 18 octubre, 2022

«Hoy Antofagasta apuntando a la minería verde tiene una oportunidad de convocar a un propósito con sentido e impacto profundo».

«Trabajadores desmotivados=productividad en picada» titulaba la columna de Karen Scarpetta, gerente regional de WeWork en este mismo medio hace algunas semanas.

En ella, más allá de reconocer que trabajadores motivados y felices son más productivos, se aludía al impacto de la falta de presencialidad en la motivación de las personas. También se planteaba la pregunta de cómo lograr este desafío en el escenario híbrido actual.

En una nota previa, tanto expertos como autoridades de la región destacaban el rol clave que desempeña Antofagasta en la transición energética y analizaban el presente y futuro de la minería verde, la electromovilidad y la descarbonización de sus procesos productivos.

A simple vista parecen dos columnas independientes, sin embargo, hay un hilo invisible que las une. Este es el propósito con sentido.

Hoy sabemos que la motivación de quienes ingresan al mundo del trabajo pasa por el sentir que se contribuye a la sociedad. Las nuevas generaciones buscan empresas de triple impacto, es decir, que impacten en lo social, medioambiental y en lo económico. Hacia allá necesitan evolucionar todas las empresas.

Cuando hablamos de minería, sabemos que estamos hablando de un commodity, sin embargo, en el corto plazo habrá una diferencia entre la minería y la minería verde (aquella que cuida el medio ambiente, las comunidades, etc.). Hoy Antofagasta y las empresas mineras y energéticas de la región están comprometidas con un gran propósito: impactar positivamente el medio ambiente. Un propósito con sentido y clave frente a la situación climática que vivimos en el mundo y en la región.

¿Podremos motivar a nuestros trabajadores con un propósito de esta envergadura? En el ejercicio del liderazgo uno de los roles claves es el de inspirar, es decir, conectar con aquello que nos trasciende y que impacta positivamente a las personas en todos sus roles, como trabajadores, comunidades, accionistas, etc.

Si bien la virtualidad impactó en el engagement y en la motivación de las personas, es la capacidad de quienes ejercen el liderazgo lo que hará la diferencia, más allá de la presencialidad. Distinguir dentro de la gran cantidad de actividades y tareas el sentido profundo y la contribución a la sociedad es lo que permitirá generar una motivación profunda e identidad con la empresa.

Hay mucha evidencia empírica de que cuando las personas trabajan en conexión con el impacto de su trabajo en otros, en el medio ambiente y en la sociedad, las emociones que experimentan son expansivas y estas generan energía y compromiso profundo.

Hoy Antofagasta apuntando a la minería verde tiene una oportunidad de convocar a un propósito con sentido e impacto profundo. Ahora son quienes ejercen el liderazgo los que tienen que tomar esta oportunidad y, con eso, generar la motivación necesaria en sus colaboradores.